viernes, 31 de mayo de 2013




La luz cuando no hay luz.
El sonido, el silencio.
La deseada rutina
y la sorpresa de pronto.
Donde no hay nada, eres todo
Y eres nada, a veces también.
El agua,
mi sentido del humor.
Esa flor, aquella hoja.
La mano y el dedo.
Una carta,
o la voz que la lee. 
Tú.
Mi vida vivida
y la que esta por descubrir.
Eres tú.

No mires a los lados
buscando a la culpable.
Eres tú, si tú.
No te hagas la inocente,
como si no lo supieras.
Te hablo a ti, ¿a quien si no?.
Me preguntas incrédula ¿yo?.
Tú eres a quien veo al despertar
y cuando estoy dormido.
Quien me quita el sueño,
quien me da la vida.
Y quien me hiere, a veces.
La única que puede herirme de muerte eres también tú.
Asesina, acaparadora.

Eres solamente todo.


M.Ac

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada